Así fue el tremendo ridículo del Barcelona con Dembélé


2017-06-18 14:06 España Por: Ana Sotillos

El Barcelona anda estas semanas lamentándose de haber dejado escapar a Ousmane Dembélé. El pasado verano el club azulgrana se fijó en el delantero, quien por entonces despuntaba en el modesto Rennes de la liga francesa. Por ello se movió para intentar convencerle de que se uniera a su proyecto, pero lo hizo de una forma tan extraña y ridícula que el jugador se permitió el lujo de rechazarles y firmar por el Borussia Dortmund, donde ahora triunfa.

En la Ciudad Condal 'lloran' que Dembélé se les esfumara cuando costaba solo 15 millones de euros y ahora el equipo alemán lo esté tasando cerca de seis veces más caro. Y todo porque el Director Deportivo culé, Robert Fernández, demostró su inoperancia al intentar gestionar el fichaje a través de terceras personas. O más en concreto, a través de un juvenil del club que conocía personalmente al francés.



Un canterano como intermediario

Según señala 'Sport', Robert Fernández envió un 'Whatsapp' al canterano Théo Chendri para pedirle que mediara con Dembélé y le convenciera para fichar por el Barcelona. Aunque lo más increíble de todo es que en ese momento el joven jugador del Barça estaba a punto de terminar contrato y el directivo ni siquiera tuvo el detalle de ofrecerle la renovación antes de pedirle el favor. Así que, como es lógico, su instrucción quedó en saco roto y Chendri no movió un dedo para conseguir que Dembélé vistiera de azulgrana.

De esta forma, a Robert Fernández no le quedó más remedio que mover pieza y hablar directamente con el atacante. Así lo reconoció hace unos días el propio futbolista. Pero cuando lo hizo ya era tarde y Dembélé tenía prácticamente cerrado su acuerdo con el Borussia Dortmund. En Alemania le aseguraban la titularidad, mientras que el Barça solo le daba la posibilidad de compartir vestuario con Messi, Neymar y Luis Suárez. Y ahí estuvo la diferencia.

Un error que les puede costar 75 millones de euros

Visto con la perspectiva del tiempo que ha pasado es evidente que el Barcelona cometió un tremendo error que le está costando caro. Minusvaloró la dificultad de hacerse con Dembélé e intentó que un canterano sin futuro en el club les hiciera todo el trabajo sucio, por lo que perdió unas semanas de oro para conseguir el fichaje. Y hoy, un año después, valora gastarse 75 millones de euros más de lo que podría haber invertido entonces. Simplemente, de chiste...



Comenta con Facebook



Artículos Relacionados