El Barcelona estará 'ahogado' hasta el próximo mes de julio


2017-06-18 12:06 España Por: Jaime de Carlos

El Barcelona está atado de pies y manos hasta al menos el próximo mes de julio. En el club están deseando poder darle carpetazo a esta temporada para olvidar por varias razones. En el plano deportivo el deseo es pasar página respecto a la etapa de Luis Enrique para ilusionarse con Ernesto Valverde. Y en el plano económico la intención es poder recuperar cierto margen para moverse en el mercado de fichajes y reforzar la plantilla tal y como se precisa.

La exigente medida autoimpuesta por el Barça



La realidad es cruda para el Barça, pero es esta: a día de hoy el club anda asfixiado por las 'telarañas' que hay en su caja fuerte. Tal y como indica el diario 'Marca', en estos momentos su tesorería está "bajo mínimos" por una simple cuestión de contabilidad. En 2013 la Junta de Sandro Rossell estipuló en Asamblea que la deuda del club no puede superar el doble de la emitida. Fue una medida destinada a controlar el gasto e ir rebajando el gasto, pero que ahora está afectando de forma importante a la planificación deportiva de la entidad.

Por culpa de ello el club debió renunciar en su momento al fichaje en el mercado invernal de jugadores como Nolito y de Srna, y también por este condicionante aún no se ha podido hacer pública la renovación de Messi. La directiva sabe que a partir del 1 de julio el contador económico se vuelve a poner en marcha y empezarán a llegar los millones de los patrocinios, entre ellos los de 'Rakuten' y 'Nike'. Así que a partir de ese momento podrán moverse y desequilibrar algo la balanza de gastos e ingresos, porque tendrán todo un año para luego intentar equilibrarla de nuevo.

Sin embargo, esto no va a conseguir tapar su problema real. De hecho, la directiva de Bartomeu se está planteando volver a cambiar los estatutos para no acabar 'asfixiados' cada temporada. Pretenden darse algo de margen con la deuda y no ser tan exigentes por el bien deportivo de la entidad. Aunque también saben que su proyecto de reformar el Camp Nou o de construir un nuevo Palau Blaugrana les va a seguir obligando a apretarse el cinturón.

El 1 de julio se empezará a mover el nuevo Barça

En todo caso, lo que está claro es que los culés no podrán esperar ninguna gran noticia antes del 1 de julio próximo. A partir de ese día la actitidad crecerá en las oficinas del Camp Nou porque el club recibirá una importante inyección económica y podrán reinvertir este dinero en fichajes y mejoras. Pero siempre con mesura, porque sus cuentas no están precisamente para tirar cohetes y la renovación de Messi les va a condicionar aún más los movimientos.



Comenta con Facebook



Artículos Relacionados